El trabajo con las personas

churequeando

En un contexto de cambios como el que vive Acahualinca, es fundamental trabajar con las personas para que se puedan adaptar a las nuevas formas de vida. El vertedero de La Chureca ha condicionado el entorno del barrio desde 1977, y muchas de las familias que viven en él mantienen este modo de vida desde hace varias generaciones.


El trabajo en la Chureca no es digno, pero al mismo tiempo es lo que ha posibilitado a estas familias mantenerse y obtener unos ingresos mínimos que hasta ahora han permitido su subsistencia. Ante el sellado del vertedero, muchos se preguntan qué van a hacer en el futuro para salir adelante.

El trabajo con las personas incluye capacitacionesPor eso, el componente socioeconómico se encamina a afrontar las implicaciones que el sellado del vertedero tendrá para los habitantes del barrio.

Está a cargo principalmente de ONG, que trabajan con la población en cuanto a su desarrollo personal, formativo y profesional. También se intenta generar alternativas de vida y económicas a la recolecta de basura, y se promueven los cambios necesarios en las actitudes y expectativas vitales, para la integración y la adaptación de la gente a la nueva situación.